16 oct. 2013

Hola a tod@s,

hace muy poquitos días ha sido mi cumpleaños, ¡ayyy!, un año más mayor, jejeje. Pero bueno, fue un día maravilloso de los que hacen que cumplir años merezca la pena. Por cierto, me gustaría aprovechar esta entrada para dar las gracias a todos los que me habéis felicitado, ¡muchísimas gracias de verdad!

Me han encantado todos los regalos que me habéis hecho. De entre ellos, os voy a mostrar el que con tanto cariño me ha preparado Belén. Se trata de esta preciosa camiseta, ¿os gusta? Yo me emocioné al verla, me quedé sin palabras, y os explico por qué es tan especial: hace un tiempo Belén me enseñó unos dibujos muy bonitos de unas mamás con sus peques y yo le dije, "¡me encantan, Belén! tenemos que hacer algo así algún día...". Ella no se ha olvidado de aquella conversación y ha trabajado en un diseño que, como veréis a continuación, significa mucho para mi.


Seguro que diréis ¡qué monada!, pero ¿sabéis quiénes son?siii, siii, lo habéis adivinado, somos mis dos pequeñas y yo.


Aquí nos podéis ver más de cerca, ¿a que somos nosotras? jeje, es increíble cómo se parece mi pequeñaja, su pelito, su carita tan redonda y gordita, incluso el gesto de cuando me abraza... Y mi mayorcita, agarrada a mi, dándome uno de esos besos que no se terminan, como nos gusta a las dos.


Que imagen más tierna, me encanta. Y qué felices se nos ve a las tres.


Qué bonito el detalle del lazo fucsia de lunares blancos.


¿Y qué me decís de este otro detalle? esos tres corazones que me recuerdan lo mucho que nos queremos.


En esta otra foto se ve a mi niña mayor en primer plano, dándome ese beso y abrazo infinitos, con un vestido de tela a rayas rosas y blancas, su pelito castaño con detalles bordados a mano y mi mano abrazándola.


Aquí podemos ver a mi pequeñina más de cerca, sentadita sobre mi brazo, con un vestido de tela turquesa y lunares blancos y su carita pegada a la mía.


Como habréis podido comprobar, la camiseta está totalmente personalizada. Incluso aparecen bordadas las mechas que llevo en mi pelo acompañadas de una mariposa que aporta un toque de fantasía.


Mi cara no puede ser otra, llena de felicidad al abrazar a mis dos tesoros. Llevo un vestido de tela estampada en tonos lilas y verdes, adornado con dos pequeños botones.


Después de todo lo que os he contado, estoy segura de que comprenderéis por qué me sentí tan emocionada al recibir esta sorpresa. ¡Muchísimas gracias Belén! ¡Cómo me conoces!


Espero que os haya gustado... Me despido hasta dentro de muy poquito...

1 comentarios :

  1. esta era para ti guapa...por ser tan buena amiga y compañera de trabajo

    ResponderEliminar

 
Toggle Footer